Crecer en familia

Revista para madres y padres: crianza, educación, psicología y salud.

Juegos tradicionales

JOCS TRADICIONALS

por Mima Sant

De un tiempo a esta parte vivimos una cierta recuperación o, al menos, una mayor curiosidad e interés por el juego popular y tradicional. El juego, divertirse mientras se aprende o aprender mientras uno se divierte, forma parte del desarrollo de los cachorros de mamífero.

El inicio del juego

Si nos detenemos a contemplar a un bebé que descubre sus manos, sus pies y juega con ellos, descubrimos algo más rico y profundo que un mero entretenimiento: su mirada, su balbuceo nos habla de experiencia, de conocimiento y reconocimiento. El verbo jugar es tan corto de pronunciar pero puede tener y tiene muchos significados. Queremos hacer énfasis en el concepto del juego como divertimiento, aprendizaje y experimentación.

Los juegos populares y tradicionales se circunscriben a una región con todas sus particularidades culturales, físicas, históricas y climáticas. Pero la mayoría de estos juegos a lo largo de los siglos han migrado con sus jugadores. Por este motivo encontramos juegos prácticamente iguales en diferentes lugares lejanos del planeta con culturas, lenguas e historia muy diferentes. El juego de la rayuela es un claro ejemplo de esto pues lo encontramos en todos los continentes con nombres y formas diferentes. Esta singularidad y, al mismo tiempo, esta universalidad de los juegos forma parte de su riqueza.

Una necesidad vital

Una de las características del juego popular es que son fruto de la inventiva y la creatividad de los niños y de los adultos a lo largo de los siglos y por ese motivo son tan ricos y vivos. No los hemos de percibir como algo estático y fijo. Al contrario, el juego popular se reinventa cada día, se adapta a los materiales de su entorno y bebe del intercambio de experiencias.

Probablemente, los juegos más antiguos son adaptaciones de ritos tradicionales ligados a creencias y rituales relacionados con la naturaleza y la percepción de la vida y del grupo humano en el que se desarrollan. Son juegos que potencian la creatividad, la destreza motriz, las relaciones grupales y la estrategia. Son participativos, se suelen regir por reglas y normas sencillas y fáciles de seguir. Pero se necesita el consenso de todos y la plena aceptación de estas normas y reglas, lo cual favorece la cohesión del grupo y sus habilidades negociadoras.

La mayoría de juegos populares no requieren gran habilidad y capacidad motriz pero sí son un buen instrumento para su desarrollo. Prueba de esto es la introducción en los últimos años del juego popular en las aulas de educación física como un nuevo elemento de trabajo.

Otra de las características de estos juegos es el tratamiento de los materiales. En muchos de ellos no hay que utilizar ninguno pues la motricidad, la voz y el entorno es todo lo que se necesita para ponerse a jugar. En los juegos que sí se utilizan materiales suelen ser materiales encontrados o reciclados que pueden ser elaborados por los mismos jugadores. Esto ayuda a desarrollar la imaginación y la creatividad.

Antiguamente, en la elaboración de algunos elementos del juego participaban los adultos, que confeccionaban en casa una pala de madera, una muñeca de trapo y todos aquellos objetos que requerían la ayuda de un adulto. En definitiva, ayudaba a consolidar las relaciones familiares y comunitarias. Esta participación activa del adulto en el juego del niño tiene el valor de no ser solamente una mera transacción económica como es la compra de un juguete sino que es un trabajo personal y plenamente intergeneracional que, además, es un valor añadido y que hoy necesitamos recuperar y extender.

Los mejores ratos

Los juegos populares sirven, sobre todo, para pasárselo bien. A menudo, necesitan el espacio exterior pues la calle, la plaza o el campo eran los escenarios en los que se desarrollaban. En la actualidad, hemos de recuperar espacios para el juego libre de los niños y, aunque se les da la oportunidad, ellos mismos los encuentran incluso debajo de una mesa.

En un mundo en que la actividad del dinero marca el ritmo de la sociedad es importante redescubrir el valor del juego libre y gratuito pues permite que todos podamos participar sin condicionantes de edad, ni de sexo ni de nacionalidad.

En el actual contexto de un mundo globalizado, con importantes movimientos y unas sociedades cada vez más interculturales, el juego popular se convierte en un elemento cohesionador. Descubrir y explorar las peculiaridades de los juegos, sus parecidos y sus originalidades, aprender los unos de los otros nos acerca y ayuda a sentir empatía por aquel que no conocemos.

Con el juego podemos vivir y experimentar situaciones y emociones diferentes. Jugando el mismo juego, cada jugada no es igual, cada jugador no actúa de la misma manera, los compañeros nos pueden sorprender con sus reacciones… El juego y su desarrollo condicionan nuestras reacciones y las de los compañeros. Esto se da cuando jugamos a cualquier juego pero con el juego popular se ve potenciado por su proximidad e inmediatez. Por este motivo, muchos de ellos requieren el contacto físico.

Tres ideas de los abuelos

Carrera de cintas en bicicleta (antiguamente en burro)
Todavía hoy se juega en las tierras del Ebro, y en Ascó se juega con burritos por San Antonio.

Número de jugadores: indefinido.
Juego individual pero se puede jugar por equipos.
Material: por participante una bicicleta y un bastoncillo (tipo palo de polo). Tantas cintas de colores (las serpentinas de papel van muy bien) como se quiera.
Preparación: hay que colgar una cuerda travesera de la que penderán las cintas de colores con una anilla en el extremo justo a la altura de la cabeza de los participantes.
Cómo se juega: los participantes se colocan con las bicicletas en la línea de salida y se ponen el bastoncillo en la boca. Cuando se dé la salida, intentarán coger el máximo número de cintas posible.

Antón Pirulero

Número de jugadores: indeterminado.
Material: no tiene.
Preparación: es un juego de corro.
Cómo se juega: uno de los jugadores hace de Antón Pirulero. Éste da un número a cada uno de los jugadores.

Antón Pirulero es un juego de memoria en el que a cada participante se le adjudica un número y uno de los niños actúa como director o Antón Pirulero. Éste empieza el juego diciendo: “Antón Pirulero se fue a la guerra y volvió con tres calabazas.”. El número que escoja es al azar, pero entonces el niño con el número tres tiene que decir un número de otro niño: “Tres no, seis.”. Y el niño o niña con el número seis dice otro número o menciona el nombre de Antón Pirulero. Cuando se menciona el nombre del Antón Pirulero el juego empieza de nuevo.

Si uno de los jugadores está despistado y no contesta, paga prenda y vuelve a empezar Antón Pirulero. A los tres errores, el niños queda eliminado y su número también. Si alguien dice el número de un jugador que está eliminado, también paga prenda.

Carrera de mazorcas

Número de jugadores: dependiendo del número de capazos. En principio cinco por carrera.
Material: al menos cinco capazos y diez piedras de río por capazo.
Preparación: un terreno llano de unos quince metros. Colocar los capazos alineados y las diez piedrecitas separadas un metro las unas de las otras.
Cómo se juega: el juego consiste en recoger lo más rápidamente posible las diez piedras alineadas ante el capazo.
Cuando se inicia el juego, cada jugador ha de ir corriendo y poner las piedras en su capazo. Pero solamente se puede coger una cada vez y se coloca dentro del capazo y, después, vuelve a correr para coger otra. El orden para empezar a recoger es indistinto. Se puede empezar por la primera, por la última o por la mitad. Gana quien recoge primero la fila de piedras que tiene delante. También se puede jugar por equipos.

https://i1.wp.com/www.artijoc.com/artijoc/mimasant/Mima%20Sant_files/rosa.jpg

Mima Sant es miembro de Artijoc.

Para saber más podeis visitar :

 

 

Sant, M. (Enero i Febrero 2012). Juegos tradicionales. Crecer en Familia, num.42.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 12, 2013 por .
A %d blogueros les gusta esto: