Crecer en familia

Revista para madres y padres: crianza, educación, psicología y salud.

Adopciones: una vida mejor

Un estudio reciente basado en entrevistas a decenas de niños y niñas adoptados cuando ya tienen entre 6 y 12 años, destaca que estos se sienten plenamente integrados en sus familias de adopción, y todos, sin excepción, dicen amar a sus padres adoptivos. Lo que más me sorprendió al leerlo fue darme cuenta de la naturalidad con la que aceptan (“asienten”, como dirían los terapeutas sistémicos) su realidad: muchos declaran que están contentos de que las cosas hayan ido así, ya que han podido tener una vida mejor que la que seguramente habrían tenido si se hubieran quedado con sus familias de orígen. Esto no significa que las menosprecien o les guarden rencor. Más bien al contrario: muchos muestran comprensión, respeto y, en algunos casos, ganas de conocerlas. Parece que, realmente, de forma inconsciente, los niños y niñas adoptados tienen muy claro lo que también cuentan los psicólogos: hay que transmitir a los niños y niñas adoptados este mensaje que me atrevo a calificar de “destino adecuado”.

Como se haría en la terapia de la constelaciones familiares, puede ser positivo imaginar una especie de rito, en que por ejemplo la madre biológica le dice a la madre adoptiva: “te entrego este niño para que lo cuides”; y la madre adoptiva mira a la madre biológica con respeto y le dice “tu estabas antes, yo cuidaré de tu hijo”. El mensaje que podrían decir los niños y niñas podría ser: “gracias a haberme entregado, he podido tener una vida mejor que la que habría tenido”.

Como hemos visto, la mayoría de niños y niñas adoptados, esto ya lo tienen claro. Y es que difícilmente dejarán de querer, también, a sus padres biológicos, ¡y eso no significa que no quieran con locura a sus padres adoptivos!. A algunas familias esto les cuesta de digerir, pero juzgar o dejarse llevar por los celos hacia la familia de orígen solo puede ser nocivo para todos. En cambio, que los padres adoptivos reconozcan y acepten el vínculo que siempre habrá es poner las cosas en su sitio y permitir tener a sus hijos esta vida mejor que ellos también quieren para sus hijos.

Miquel Àngel Alabart

Director de “Crecer en familia”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 23, 2012 por .
A %d blogueros les gusta esto: